• 简体中文EnglishFrançaisDeutschItalianoРусскийEspañol

  • 31 de marzo de 2021

Recetas estrella para acompañar con colines

Recetas estrella para acompañar con colines

Recetas estrella para acompañar con colines 894 1024 pmontiadmin

Además de ser deliciosos para consumirlos solos, los colines son un acompañamiento ideal para muchos platos. Los podemos encontrar en muchos formatos y estilos: trenzados, regañás o con su forma tradicional, así como de sésamo, integrales y ecológicos. La elección de unos u otros dependerá de nuestras preferencias, pero todos combinan a la perfección con las recetas que os sugerimos a continuación. Platos sencillos, nutritivos y sabrosos que no dejarán indiferente a nuestros comensales.

Ensaladilla rusa

Ingredientes

¡Esta conocida receta no podía faltar! Los ingredientes y sus cantidades siempre se pueden modificar para que quede a nuestro gusto. Podemos jugar un poco con ellos, tanto para añadir productos como para quitarlos, pero siempre teniendo en cuenta que la textura de la ensaladilla debe ser suave y cremosa. Los que nosotros recomendamos son:

  • 1Kg de patatas.
  • 4 huevos.
  • 2 latas de atún.
  • Picadillo de variantes.
  • 1 lata de guisantes.
  • Pimientos de piquillo.
  • 600gr de mayonesa.
  • Aceitunas.
  • Sal al gusto.

Preparación

En primer lugar, pondremos una olla con agua a calentar para cocer las patatas. Mientras se calienta, pelamos y lavamos las patatas. Si son muy grandes, podemos partirlas en trozos más pequeños para facilitar la cocción y evitar que se nos queden duras por dentro. Cuando el agua empiece a hervir, echaremos las patatas. El tiempo de cocción rondará los 20 minutos, depende del tamaño de la patata. Para comporbar que están en su punto, iremos pinchando un poquito con el cuchillo para comprobar si están duras.

Mientras tanto, lavamos los huevos y los ponemos a hervir en un cazo. Los dejamos hervir durante unos 10/15 minutos. Siempre es mejor pasarnos un poquito con el tiempo que retirarlos muy pronto, para evitar que se queden blandos y se nos deshagan. Una vez hervidos, les quitamos el agua y los dejamos apartados para que enfríen y la retirada de la cáscara nos resulte más sencilla.

Una vez que comprobamos que la patata está en su punto óptimo, retiramos la olla del fuego. Dejamos enfriar un poquito. En una fuente grande, comenzamos a despizcar la patata con la ayuda de un tenedor, dejándola similar al puré. Si vemos que queda muy seca, podemos añadir con una cuchara un poquito del caldo que ha quedado en la olla al hervir las patatas (¡pero no demasiado!, recuerda que la textura debe ser suave y cremosa).

Escurrimos bien las latas de atún y las añadimos a la patata desmenuzada. Lo mismo haremos con el picadillo de variantes y los guisantes. De estos últimos solamente echaremos tres cuartos del bote, para poder usar los guisantes que queden para adornar la parte superior de la ensaladilla. Del bote de pimientos de piquillo añadiremos al gusto, dejando también una parte reservada para la ornamentación del plato.

Respecto a las aceitunas, podemos hacer uso de ellas solo para adornar o también podemos añadirlas troceaditas con la mezcla del resto de ingredientes. Nosotros recomendamos esta última opción, ¡sobre todo si eres muy aficionado a los encurtidos!.

Por último, pelamos los huevos y echamos tres de ellos en la ensaladilla, dejando el cuarto para adornar. Aconsejamos que se separen las yemas para desmenuzarlas con las manos sobre la mezcla (como si lo espolvoreásemos) y las claras trocearlas con un cuchillo. Una vez realizado, se añade sal al gusto. No es recomendable abusar de ella, ya que el atún y los encurtidos le van a aportar sabor.

Mezclamos bien todos los ingredientes y, por último, añadimos la mayonesa hasta que quede una textura cremosa. Reservaremos también una parte para cubrir la superficie de la ensaladilla.

Una vez bien mezclado todo, igualamos la superficie para que quede planita y podamos adornarla con los ingredientes que hemos reservado. Primeramente, pondremos una capa fina de mayonesa, para después ir añadiendo los ingredientes sobrantes a nuestro gusto. Recomendamos hacer el mismo uso que anteriormente con la yema del huevo, para que quede una presentación más coqueta.

¡Siempre está mejor fresquita! Por lo que es conveniente que repose un rato en la nevera antes de ser servida. Acompáñala con tus colines preferidos y tendrás un plato maestro.

Hummus

Ingredientes

Podemos hacerlo de garbanzos o de alubias blancas, según nuestras preferencias. Con alubias quedará una mezcla más cremosa y suave que si usamos garbanzos. Para que quede más sabroso, lo prepararemos con tahini.

Hummus:

  • 400gr de garbanzos o alubias blancas en conserva.
  • 1 lima
  • Comino entero: 8 cucharadas de postre.
  • Pimentón dulce: 2 cucharadas de postre.

Para hacer el tahini:

  • Semillas de sésamo: 3 cucharadas de postre
  • Aceite de oliva: 150 ml.
  • 2 dientes de ajo.

Preparación

Vertemos los garbanzos o las alubias en un escurridor y los enjuagamos bien. Los dejamos escurrir. Ponemos el aceite, el ajo troceado y el sésamo en el vaso de la batidora. Lo batimos hasta que quede todo bien mezclado. Añadimos las legumbres, el comino, el pimentón y el jugo de la lima. Volvemos a batir todo hasta que quede una mezcla homogénea y lo servimos en el recipiente en el que lo vayamos a presentar. También puedes añadir un poco más de pimentón y un chorrito de aceite por encima, para que quede más sabroso.

Como en la receta anterior, se recomienda dejar un rato en la nevera antes de consumir. Un plato rápido, nutritivo y rico que siempre nos puede sacar de un apuro si no sabemos qué preparar.

Guacamole

Ingredientes.

  • 1 aguacate. Si son muy pequeños usaremos dos.
  • 1 diente de ajo.
  • ½ limón
  • 1 tomate pequeño.
  • Aceite de oliva.
  • Una pizca de sal.

Preparación.

En un mortero ponemos el ajo troceado y lo machacamos. Añadimos el tomate troceado, lo machacamos también y echamos un chorrito de aceite. Lo mezclamos todo.

Pelamos los aguacates, retirando también el hueso, y lo ponemos en el mortero junto al resto de ingredientes. Lo machacamos bien hasta que quede una pasta y añadimos el jugo del limón. Si los aguacates son grandes, podemos echarle el jugo del limón entero para que se note bien su toque de sabor. Por último, añadimos una pizca de sal y volvemos a remover hasta que se integre bien todo el jugo del limón. En caso de que nos salga mucho y nos sobre, recomendamos guardar bien tapado en el frigorífico para evitar que se oxide. Aunque lo normal es que se apuren el plato “barriendo“ con los colines, ¡éxito asegurado!.

Dejar una Respuesta