• 简体中文EnglishFrançaisDeutschItalianoРусскийEspañol

  • 14 de julio de 2021

Fertilizantes ecológicos: ¿qué son y qué tipos hay?

Fertilizantes ecológicos: ¿qué son y qué tipos hay?

Fertilizantes ecológicos: ¿qué son y qué tipos hay? 1024 678 Monti

El fertilizante es imprescindible para nuestras plantas y cultivos. Con ellos le daremos a la tierra los aportes y nutrientes necesarios para mantenerse saludable y estimular el crecimiento de nuestras plantaciones.

¿Qué son los fertilizantes ecológicos?

Los fertilizantes ecológicos, también conocidos como abonos orgánicos, son aquellos cuya procedencia es animal o vegetal. También pueden ser mixtos. Aportan nutrientes, materia orgánica y microorganismos de forma natural, libres de químicos que pueden resultar perjudiciales.

Según el origen de los mismos, podemos encontrar varios tipos.

Tipos de fertilizantes

Compost

También conocido como mantillo o tierra vegetal. Procedente de residuos vegetales y animales. A largo plazo nos ayuda a aumentar la materia orgánica de la tierra, liberando de forma lenta los nutrientes. Además, incrementará su porosidad y la diversidad de microorganismos.

Guano de isla

Utilizado durante varios siglos en América Latina. Es una mezcla de huevos, plumas, excrementos y otros restos de aves marinas. Tiene un alto contenido en nutrientes y se aplica mediante pulverización, se recomienda cierta profundidad para reducir la pérdida de amoníaco.

Humus de lombriz

Este fertilizante se obtiene con la descomposición que realizan las lombrices de los residuos orgánicos. Una de las más usadas es la lombriz roja californiana. La textura de este fertilizante es parecida a la del café molido. No tiene olor y su pH es neutro. Es ideal para mejorar las propiedades biológicas de la tierra, ya que tiene un alto contenido en bacterias.

Estiércol

Procedente de excrementos de animales, su calidad puede variar según la especie. Nos ayuda a mejorar la calidad de nuestro suelo, sobre todo si se aplica después de la fermentación con una adecuada humedad del suelo.

Abonos verdes

En este caso, son plantas que se cultivan como fertilizantes naturales. Entre las más utilizadas encontramos las leguminosas, como pueden ser el trébol y la veza, que nos aportan nitrógeno. También las gramíneas, como la avena y el centeno, que aumentan la materia orgánica.

Al descomponerse estas plantas, generan un gran aporte de nutrientes y biomasa a la tierra.

Bokashi

De origen japonés, es un fertilizante fermentado. Resulta muy completo, ya que activa las rizobacterias que se encargan del crecimiento de las plantas, elimina patógenos y ayuda a que los nutrientes se asimilen mejor. Aporta tanto micronutrientes como macronutrientes.

Fertilizantes líquidos

Entre este tipo de fertilizantes, los que destacaríamos serían:

  • Caldo microbiano de rizosfera: como indica su nombre, contiene microbios que se encuentran en la rizosfera. Aumenta la fertilidad de la tierra y su composición biológica.
  • Caldo sulfocálcico: ideal por sus propiedades insecticidas y fungicidas. En temporada de poda de leñosos, también resulta muy útil como sellante.
  • Caldo súper cuatro: se prepara con diversas sustancias aptas para la agricultura ecológica y con materiales del propio huerto. Muy utilizado por ser fácil de preparar y aumentar la fertilidad de la tierra.
  • Fermentado de estiércol de vaca: además de aportar nutrientes, aumenta la resistencia de las plantas, así como la calidad y la cantidad de sus raíces.

Dejar una Respuesta