• 简体中文EnglishFrançaisDeutschItalianoРусскийEspañol

  • 6 de septiembre de 2022

¿Por qué son importantes las aves para el ecosistema?

¿Por qué son importantes las aves para el ecosistema?

¿Por qué son importantes las aves para el ecosistema? 1024 682 Monti

Como sabemos, en la naturaleza todo está interrelacionado. Cada elemento, cada organismo, desarrolla una función. Por esta razón, cuando se producen cambios significativos en el entorno y alguno de los eslabones se ve afectado, suelen aparecer diferentes tipos de consecuencias.

La manera en la que se conserve un entorno afectará a sus habitantes. De la misma manera, si sus habitantes sufren algún tipo de cambio o merma, también influirán en el espacio que habitan. La flora y la fauna juegan un papel fundamental en el ecosistema, y por ello es importante cuidarlas y respetarlas.

¿Por qué son importantes las aves?

Al igual que otras especies animales, las aves ayudan a controlar las plagas. Como ocurre con los gatos, que ayudan a evitar que proliferen las poblaciones de roedores y ciertos tipos de insectos, las aves también colaboran en “la limpieza”. Esta función es llevada a cabo por muchas aves de ciudad, como pueden ser la golondrina, el avión o el vencejo.

Desde hace unos años atrás hasta la actualidad, algunas de las prácticas que se han estado llevando a cabo en la agricultura han ido afectando a ciertas poblaciones de animales. Estas poblaciones, como las de las aves que hemos nombrado, se han ido reduciendo. Y, aunque pueda parecer que este hecho no tiene por qué suponer un impacto para el medio, sí que lo genera.

¿Cómo se ven afectadas?

Las principales causas que les afectan es la falta de zonas en las que poder anidar, debido a la destrucción de sus hábitats, y el uso de plaguicidas. Estas aves de ciudad suelen hacer sus nidos en zonas visibles, como en algunos huecos de los edificios. De forma habitual, esto se ve como algo antiestético, por lo que se han ido tapando huecos o construyendo edificios con poca o ninguna posibilidad para anidar. Estas acciones han dado lugar a que dichas aves no encuentren un espacio en el que crear sus nidos y poder criar a sus pequeños.

Por otra parte, el uso de plaguicidas genera una disminución de su principal alimento: los insectos. Igualmente, merman su capacidad reproductiva. Otros elementos, como el cambio climático y la contaminación en las ciudades, están haciendo que se vean afectadas sus estrategias migratorias.

Tanto la golondrina como el avión y el vencejo, figuran en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial o Lespre. Por esta razón, la destrucción de sus nidos es considerada delito. Su dieta se basa principalmente en la ingesta de insectos, como moscas, mosquitos, pequeños escarabajos o chinches. De esta manera, impiden plagas que podrían afectar tanto a los cultivos como a la población.

Las golondrinas

Las golondrinas son unas de las aves que han sido más estudiadas por la ciencia. Con ellas se han conocido mejor aspectos como la migración y la reproducción. Llegan con la primavera, pero cada vez se produce su llegada de forma más temprana, debido al cambio climático. En nuestro país suele verse entre los meses de febrero a octubre y anida en colonias.

Estas aves son de color negro. Tienen reflejos azules metálicos en su zona superior. En la zona inferior son de un blanco crema. Su frente y su garganta son rojas, y tienen un collar negro. De largas y apuntadas alas, con cola larga y ahorquillada. Mide entre 14 y 19 centímetros y es un muy cantarina. Su pico es plano, corto y negro.

Los aviones

Este tipo de ave es muy gregaria. Suelen construir sus nidos adosados a edificios y no sólo en zonas rurales o ciudades de menores dimensiones, sino que también anidan en grandes ciudades. A pesar de que es un ave invernal y migradora, desde hace unos años se ha podido observar una mínima invernada en la zona del suroeste del país. Al igual que la golondrina, se suele ver de febrero a octubre, siendo su población en España la mayor de Europa.

Sus medidas rondan entre los 13 y los 15 centímetros, pesa alrededor de 18 gramos y la envergadura de sus alas alcanza entre los 26 y los 28 centímetros. Su color en la parte superior es de un negro azulado brillante, mientras que en su zona inferior es blanco. De alas largas y apuntadas y cola corta y ahorquillada. Respecto a su pico, como el de la golondrina, es negro, corto y plano, presentando una boca muy ancha. También es un ave cantarina y sus polluelos pueden verse atacados en sus nidos por lechuzas o urracas.

Los vencejos

Los vencejos son las aves que presentan una mayor adaptación a la vida aérea. Su ciclo vital puede desarrollarse por completo en vuelo, exceptuando la nidificación. Curiosamente, también pueden dormir durante el vuelo. Aunque suele criar en las rocas, actualmente realiza la cría, casi de manera exclusiva, en las ciudades. La temporada del año en la que podemos verla es desde el mes de abril hasta el mes de septiembre.

Su tamaño está entre los 16 y los 17 centímetros, pesa alrededor de 40 gramos y la envergadura de sus alas se encuentra entre los 42 y los 47 centímetros. Respecto a sus colores, todo su cuerpo es de color pardo oscuro, pareciendo casi negro, excepto la zona de la garganta. Esta es de color blanco. Al tener alas largas y estrechas y unas patas muy cortas y emplumadas, no puede posarse en el suelo. Al igual que el avión, su boca es muy ancha, y su pico corto y plano. Poseen un canto muy característico, ya que los machos y las hembras emiten sonidos algo distintos, que en conjunto los hace muy reconocibles.

Dejar una Respuesta