• 简体中文EnglishFrançaisDeutschItalianoРусскийEspañol

Patatas

4 Maneras de conservar mejor las patatas peladas 1000 1000 Monti

4 Maneras de conservar mejor las patatas peladas

Es habitual que no acertemos con las cantidades a la hora de cocinar: muchas veces nos quedamos cortos, y otras, nos sobra comida. Cuando se da este último caso, nos pueden surgir dudas de cómo conservarla de forma adecuada. Aunque queramos evitar desechar comida, en ocasiones la guardamos de manera que no se conserva adecuadamente para consumir más tarde o al día siguiente.

También nos puede pasar que queramos dejar preparada parte de la receta para ganar tiempo. Como, por ejemplo, entre semana. Con los horarios escolares y laborales, solemos ir justos de tiempo y nos puede ayudar mucho dejar la comida, o parte de ella, preparada.

La patata es un ingrediente imprescindible en nuestra cocina y está presente en muchas de nuestras recetas. Por eso te dejamos a continuación algunos trucos para conservarla mejor una vez pelada o cocinada.

Cómo conservar las patatas peladas

Si hemos pelado demasiadas patatas, puede que pensemos que lo mejor es meterlas al frigo y allí se conservarán sin problema. Esta opción es acertada, en cierta manera, pero no conservará adecuadamente el estado de los tubérculos. Para evitar que se oxiden y pierdan propiedades y textura, deberemos introducirlas en un bol lleno de agua con un chorrito de limón o vinagre. Después las conservaremos en el frigorífico hasta el momento de su consumo. Es recomendable no mantenerlas más de dos días.

Otra opción para mantenerlas es envolverlas en papel film o introducirlas en bolsas para congelar, vaciándolas bien de aire antes de cerrarlas. En ambos casos, deberemos secar bien las patatas con una servilleta o papel de cocina con anterioridad.

Cómo conservar las patatas peladas y troceadas

Si también las hemos troceado, seguiremos el mismo procedimiento que en el caso anterior. La diferencia es que el tiempo de conservación puede acortarse, siendo recomendable mantenerlas así durante un día o dos como mucho. También será necesario cambiarles el agua un par de veces al día, para mantenerlas en mejor estado.

Cómo conservar las patatas cocidas

Lo más recomendable es que las cocinemos con su piel y se la retiremos en el momento de consumirlas. De esta manera, podremos mantenerlas al frío conservando mejor sus propiedades.

Si ya las hemos cocinado peladas, deberemos dejar que se enfríen para poder guardarlas en la nevera. Una vez frías, las secaremos bien con un papel y las introduciremos en un recipiente hermético, para evitar que se sequen y que absorban los olores de otros alimentos con los que se almacene.

Cómo conservar al vacío las patatas peladas

Mediante esta técnica podremos conservar nuestras patatas peladas durante un tiempo más prolongado. La mejor opción es hacer uso de una máquina envasadora al vacío. Como lo habitual es que no tengamos una en casa, te explicamos cómo realizarlo de forma manual:

En primer lugar, necesitaremos una bolsa hermética en la que introduciremos las patatas. En esta ocasión, también será necesario un bol lleno de agua. Sin cerrar la bolsa del todo, la sumergimos en el agua. Esto hará que salga todo el aire que contenga, es entonces cuando podemos cerrar la bolsa y meterla a la nevera.

Cómo pelar patatas de forma rápida y sencilla 1024 934 Monti

Cómo pelar patatas de forma rápida y sencilla

Uno de los problemas a los que nos tenemos que enfrentar cuando cocinamos patatas es el momento de pelarlas. El proceso, aparentemente sencillo, puede complicarse y suele derivarse en desperdiciar parte de la patata al desprenderse junto con la piel.

La mejor opción, tanto para pelar patatas como para el pelado y limpieza de muchas verduras, es el pelador. Este elemento nos puede facilitar mucho la tarea y evita que se pierda tanta cantidad de alimento. En el caso de no disponer de pelador, tendremos que optar por el cuchillo, ¡cosa nada fácil para conseguir un pelado fino y en poco tiempo!

Otro problema que a veces nos complica aún más nuestro objetivo, es la forma que tienen algunas patatas. Como bien sabemos, no todas son lisas y con forma redondeada, sino que muchas de ellas tienen formas no uniformes y con huecos. Esto dificulta la labor tanto del pelador como del cuchillo.

Para facilitarnos un poco la tarea, os damos dos trucos para pelar las patatas de forma fácil, rápida y sin perder parte del producto en el proceso. Y, lo mejor de todo, es que no necesitaremos pelador ni cuchillo para realizarlo.

¿Cómo pelar las patatas crudas sin hacer uso del cuchillo o del pelador?

Con este truco verás que, el proceso de pelado de las patatas para antes de cocinarlas, resulta mucho más sencillo. Para ello sólo necesitaremos un estropajo metálico de toda la vida.

Antes de cocinar las patatas, las meteremos bajo el grifo para quitarles toda la tierra que puedan tener. Una vez limpias, las rascaremos con el estropajo hasta retirar la piel completamente. De esta manera podremos dejarlas totalmente limpias sin desperdiciar nada, además llegaremos sin problema a los posibles rinconcitos que puedan tener las patatas de diferentes formas.

Lo ideal es conservar un estropajo solamente para este uso. Debemos evitar realizar este proceso con estropajos que hayan sido utilizados junto a otros elementos o detergentes que puedan resultar nocivos.

¿Cómo pelar las patatas cocidas con piel sin perder parte de la patata?

¿Quién no se ha peleado con la patata cocida intentando pelarla? Además del calor que desprenden, que no facilita la tarea de sujetar bien la patata para retirarle la piel, muchas veces se nos va parte de la patata detrás de la piel cuando la retiramos. Esto a veces provoca que la patata se deshaga y no nos quede entera, lo que puede rompernos la receta si en esta se trata de servir la patata completa (como pueden ser las patatas rellenas, como vimos en el artículo Las recetas con patata más fresquitas).

Para retirar la piel de la patata de forma sencilla y evitando que se nos desmigaje, os proponemos el siguiente truco:

Una vez que estén las patatas cocidas (lo realizaremos cuando todavía estén tiernas, recién salidas del fuego) las meteremos en un recipiente lleno de agua con hielo. Las mantendremos durante unos diez minutos. Cuando las saquemos, las cogeremos con ambas manos y realizaremos el mismo movimiento que cuando escurrimos un trapo. De esta manera, la piel saldrá de forma sencilla y sin complicaciones.

La patata roja y la patata blanca: diferencias y usos. 1024 683 Monti

La patata roja y la patata blanca: diferencias y usos.

De forma habitual, la patata que más se suele consumir es la patata blanca. Con ella podemos preparar una amplia variedad de platos, además de resultar accesible y fácil de almacenar en nuestra despensa. Pero, como hablábamos en nuestro artículo La patata: ¿cuántas variedades podemos encontrar? existe una diversa gama de tipos de patata entre los que podemos elegir. Con todas obtendremos unos platos exquisitos, pero conociendo un poco mejor algunas de sus características, podremos conseguir darle un punto más de sabor o de textura a nuestras recetas.

leer más

10 Beneficios de la piel de la patata 1000 659 Monti

10 Beneficios de la piel de la patata

La patata es un alimento indispensable en nuestra dieta, debido a su versatilidad, gran aporte de nutrientes y por ser un producto accesible.
leer más

Usos no culinarios de la patata 800 488 Monti

Usos no culinarios de la patata

La patata es uno de los principales alimentos que encontramos en nuestra dieta. Podemos disfrutar de innumerables recetas para elaborar con éste tubérculo, además de hacer uso de ella para remedios naturales, como pudimos ver en nuestro artículo Salud y belleza: 5 usos de la patata que desconocías.
leer más

Salud y Belleza: 5 usos de la patata que desconocías 800 533 Monti

Salud y Belleza: 5 usos de la patata que desconocías

Ya hemos hablado en anteriores artículos sobre la versatilidad de la patata en la cocina y de sus grandes beneficios. Pero ¿te habías planteado alguna vez sus posibles usos fuera de nuestro plato? Lo cierto es que existen varios remedios caseros para hacer uso de sus propiedades en beneficio de nuestra salud y cuidado de la piel.
leer más

El Origen de las patatas de fritas de bolsa – II Parte 894 1024 Monti

El Origen de las patatas de fritas de bolsa – II Parte

Como ya comentamos en el artículo anterior, “El origen de las patatas de bolsa – I Parte“, es difícil determinar cuál es el verdadero origen de las patatas fritas de bolsa. Os contamos la historia de George Crum, pero otras fuentes indican que había recetas con fecha anterior a la de nuestro chef, que parecen hablar de las suculentas chips.  
leer más

El origen de las patatas fritas de bolsa – I Parte 894 1024 Monti

El origen de las patatas fritas de bolsa – I Parte

Las patatas fritas de bolsa o chips son un producto estrella al que es difícil resistirse. Acompaña perfectamente a platos, aperitivos o para picar entre horas. ¿Te has preguntado alguna vez cómo nacieron? Aquí te contamos un poco su historia que es, cuanto menos, curiosa.

leer más

La Historia de la Patata 1000 667 Monti

La Historia de la Patata

La patata se ha convertido en un elemento básico y fundamental de nuestra cocina diaria. Es un alimento económico y con una gran cantidad de propiedades alimenticias, pero lo que más destaca de ella es su gran versatilidad. Con ella podemos preparar una amplia variedad de platos, ya sean fríos o de cuchara, y en más de una ocasión nos han salvado de un apuro cuando no disponíamos de mucha opción en nuestra despensa. Ahora no sabríamos que hacer sin ella, pero hubo un tiempo en el que no la conocíamos ni la usábamos para consumo.

Actualmente, este preciado alimento es usado para multitud de fines, aunque seguramente haya muchos que desconozcas. ¿Te has preguntado alguna vez por la historia de ésta compañera de cocina? Aquí te contamos un poco sobre sus orígenes. leer más

Los 10 beneficios de la patata 1024 682 Monti

Los 10 beneficios de la patata

La patata se encuentra en nuestra dieta desde hace alrededor de 10.000 años. Existen muchas anécdotas que cuenta la historia de cómo la patata llegó a Europa desde América del Sur, donde encontramos los orígenes de su cultivo y explotación en el mundo. La patata se cultivó oficialmente en Europa por primera vez en 1647 en Alemania. Sin embargo, el uso que le daban a la producción, no tenía fines comestibles, “la papa” era considerada una planta decorativa exótica. 
leer más